Colaboración sin digitalización: ¿misión (im)posible?

octubre 07, 2022

07 octubre 2022

Colaboración sin digitalización: ¿misión (im)posible?

Los nuevos paradigmas de colaboración que están apareciendo progresivamente entre las empresas que operan en la cadena de suministro global van de la mano de la necesidad de ofrecer una excelente experiencia al cliente para obtener una ventaja competitiva clave.

Los problemas se plantean al operar en los mercados globales actuales pueden mitigarse aprovechando los procesos de digitalización y los datos de la cadena de suministro, ambos cruciales para las estrategias empresariales. Estos elementos pueden aprovecharse mediante el uso de plataformas de colaboración que ayuden a recopilar e interpretar datos con el objetivo de desarrollar una logística colaborativa, que sea capaz de contribuir a una experiencia óptima del cliente, reduciendo los riesgos y aumentando los beneficios de las empresas.

Para lograrlo, los equipos de la cadena de suministro deben establecer sistemas logísticos capaces de compartir datos con las personas adecuadas en el momento oportuno. Para ello, las empresas necesitan implementar en sus procesos herramientas y software basados en tecnologías facilitadoras innovadoras para compartir información con las partes interesadas y aportar valor a su cadena de suministro digital.

 

Descarga el Ebook "Cadena de suministro y logística: colaboración entre empresas"

 

Colaboración en la cadena de suministro

La colaboración en la cadena de suministro consiste en la coordinación entre los departamentos internos y los socios externos para apoyar un flujo optimizado a lo largo de la red de la cadena de suministro, con el fin de satisfacer eficazmente la demanda y garantizar una entrega puntual y completa.

Significa establecer una visibilidad y unos procesos completos y compartidos en tiempo real con los socios de la cadena para facilitar la identificación y la resolución de problemas, incluso tras acontecimientos imprevistos como los bloqueos en el puerto de Shanghái, el mayor puerto de contenedores del mundo, con un volumen de contenedores de 47 millones de TEU (Unidad Equivalente de Veinte Pies, de aproximadamente 6 metros de longitud).

“Esto implica que se pueden sortear los problemas relacionados con la dificultad de compartir datos con los clientes o tras los imprevistos, informando rápidamente de cualquier anomalía y proporcionando así una excelente experiencia al cliente.

La colaboración en la cadena de suministro abarca todo el ámbito de las funciones de la cadena de suministro, incluidos los procesos de pedidos de compra, la previsión, la planificación de la capacidad, la gestión de la calidad, el tiempo y la coordinación operativa entre las distintas figuras empresariales, como los conductores que transportan las mercancías y los operarios de almacén que las reciben.

ships

Naves esperando para descargar mercancías en el puerto de Shanghai, 18/04/2022

 

La digitalización que se necesita

Sin embargo, todos estos elementos pueden funcionar en armonía si, y sólo si, las empresas implicadas se embarcan en serios procesos de digitalización: es difícil imaginar la gestión de las relaciones con los socios en tiempo real y la mejora de la eficacia de estas relaciones si se utilizan papel y bolígrafo y medios de comunicación obsoletos.

Cada vez son más necesarias las plataformas de colaboración, el software de intercambio de información en tiempo real y el software de colaboración en la cadena de suministro que garanticen que las empresas puedan aprovechar los datos digitales para realizar una verdadera logística colaborativa y dar el valor adecuado a cada cruce de la cadena de suministro, mitigando los riesgos, reduciendo los tiempos de las transacciones y mejorando la calidad del servicio.

Un estudio de PwC titulado Digital Trends in Supply Chain Survey 2022 informa de que, aunque las empresas se centran en aspectos básicos de la cadena de suministro, como el aumento de la eficiencia y la gestión de los costes, están perdiendo importantes oportunidades de creación de valor en la digitalización. Así, es fácil ver los límites de la colaboración en la cadena de suministro si no se aprovechan los procesos de digitalización y, a la inversa, la importante ventaja competitiva que obtendrían las empresas si se equiparan con plataformas de colaboración.

 

Plataformas de colaboración: ventajas y funciones imprescindibles

Aunque los límites a la colaboración -y, por tanto, a los beneficios empresariales- que se derivan de la falta de digitalización están bien establecidos, la adopción de una solución que permita la colaboración entre diferentes empresas en la misma plataforma, o la introducción de funciones de colaboración en una plataforma heredada para gestionar las actividades y los datos de forma conjunta con los departamentos internos y los socios externos, presenta una serie de ventajas.

Las empresas pueden aprovechar un software específico de colaboración en la cadena de suministro para integrar diferentes funciones, conectar sistemas heterogéneos, incorporar operadores de empresas externas y aumentar la capacidad de coordinar todos los procesos: entrada/salida de mercancías, compartir en tiempo real los niveles de stock con los proveedores, gestión de almacenes, previsión de tráfico y compartir en tiempo real la ubicación y los tiempos de llegada, reserva de plazas de aparcamiento en los centros de distribución... y muchos otros componentes que conforman la logística colaborativa.

Para serlo de verdad, una plataforma de colaboración debe ofrecer necesariamente ciertas funciones clave:

  • Intercambio de datos en tiempo real: la colaboración es tanto más eficaz cuanto más se reducen los tiempos de comunicación e intercambio de datos. Las plataformas que mejor funcionan proporcionan a los usuarios acceso en tiempo real a diferentes fuentes de datos (ubicación, temperatura, tiempo de llegada, ...) que pueden proporcionar la información más útil para tomar las decisiones más adecuadas;

  • Visibilidad de principio a fin: si la colaboración en la cadena se limita a unos pocos pasos, se limita el crecimiento y los beneficios potenciales. Racionalizar y optimizar las operaciones a través de plataformas colaborativas es más fácil si se tiene visibilidad y previsión sobre todas las operaciones, desde la fase de producción hasta el cliente final;

  • Incorporación de departamentos internos y socios externos: un software de colaboración en la cadena de suministro debe conectar necesariamente a varias entidades, ya sean empresas con diferentes nombres y números de IVA o diferentes ubicaciones/centros de la misma empresa. El concepto es similar a una conexión entre dos usuarios en Linkedin: en el caso de una plataforma colaborativa, los posts son las transacciones relativas a los procesos (entrada/salida de mercancías, transporte, cotizaciones, ...) mientras que las reacciones son las acciones que se pueden realizar sobre cada transacción gestionada en la plataforma (por ejemplo, asumir las alertas automáticas realizadas por la plataforma sobre códigos de producto incorrectos y su posterior corrección, o las alarmas sobre celdas de almacenamiento fuera de temperatura...);

  • Funcionalidades basadas en la IA y el ML: cuando una plataforma colaborativa cuenta con funcionalidades basadas en la IA y el Machine Learning, se produce un salto cualitativo respecto a la simple explotación de Data Analytics. Las capacidades de las herramientas de IA y los modelos de aprendizaje automático de última generación permiten predecir e identificar los factores de riesgo mucho más rápido, automatizar completamente flujos de trabajo mucho más amplios y sugerir las mejores decisiones posibles ante eventos disruptivos.

 

Conclusión

La colaboración en la cadena de suministro es un recurso fundamental para que las empresas gestionen el riesgo y resuelvan las interrupciones de forma eficaz. Una plataforma de colaboración les permite responder con agilidad a las cambiantes condiciones del mercado para crear previsiones más precisas, desarrollar y compartir planes, y controlar y gestionar cualquier problema.

“Al mismo tiempo, el software es una pieza de la ecuación: la mentalidad, la cultura y los procesos en torno a la colaboración deben formar una constelación estable para que los equipos de la cadena de suministro aprovechen al máximo las últimas tecnologías.

En este sentido, en lugar de adoptar un enfoque descendente y dictar las condiciones a los proveedores, es preferible que las empresas garanticen un flujo de información que implique al mayor número posible de socios en su red de la cadena de suministro.

 

Descarga el Ebook "Cadena de suministro y logística: colaboración entre empresas"