Seguimiento de los paquetes: ¿en qué nos equivocamos?

octubre 24, 2022

24 octubre 2022

Seguimiento de los paquetes: ¿en qué nos equivocamos?

Con el creciente desarrollo de modelos de negocio globales basados en el comercio electrónico y el papel primordial de la logística y las cadenas de suministro, la capacidad de las empresas para hacer uso de los servicios de seguimiento internacional se convierte en un factor crucial para establecer su competitividad dentro del ecosistema.

Mientras que los procedimientos estándar para el seguimiento de los envíos son ahora insuficientes para ofrecer una experiencia mejor al cliente, estamos viendo un uso cada vez mayor de soluciones basadas en datos. Estas soluciones se basan en las tecnologías de IoT e IA, que son la punta de lanza de la optimización del sector logístico y de su plena transición digital.

 

Seguimiento de los paquetes: el procedimiento estándar puede no ser suficiente

El futuro de la visibilidad de la cadena de suministro consiste en recopilar información granular tanto de los productos como de los procesos, compartir esta información con las partes interesadas adecuadas en el momento oportuno, ser capaz de dar sentido a la información recopilada y, por último, construir una red ampliada de la cadena de suministro.

Los procedimientos estándar de seguimiento de los envíos pueden quedar obsoletos ante el auge del mercado digital: la información crucial para ofrecer una excelente experiencia al cliente a menudo no se comparte a tiempo; es posible que los clientes no puedan ver la ubicación de su paquete en tiempo real durante las primeras 24 horas del envío; los datos de ubicación del transportista o los niveles de existencias en tiempo real no se comparten automáticamente entre los departamentos pertinentes; los flujos de información se gestionan con lápiz y papel o mediante hojas de Excel, lo que provoca retrasos y pérdidas de tiempo; las comunicaciones con los transportistas se realizan mediante conversaciones telefónicas y no pueden comunicarse en un contexto de análisis del rendimiento.

Además, en 2021, 46,1 millones de consumidores italianos utilizaron los servicios de comercio electrónico¹,mientras que el comercio electrónico B2C crece a un ritmo similar a los niveles prepandémicos: las compras de productos siguen aumentando (+18%), en comparación con las del año pasado (+45%), y alcanzan los 30.500 millones de euros2

En definitiva, es evidente que las empresas que desarrollan modelos basados en el comercio electrónico y, en general, todas aquellas que utilizan servicios de seguimiento internacional, se enfrentan a la necesidad de dotarse de soluciones tecnológicas para el seguimiento de los envíos y la gestión de su cadena de suministro. Estas soluciones no pueden prescindir de los datos.

"En 2021, 46,1 millones de consumidores italianos utilizaron servicios de comercio electrónico.”

 

Recogida de datos: un paso esencial para la cadena de suministro moderna

Como consumidores, pedimos más artículos en línea que nunca. Para más de 7 de cada 10, el seguimiento del paquete de nuestros pedidos en línea mejora nuestra confianza en las compras en los canales de comercio electrónico3.
Esta confianza de los consumidores debe ir acompañada, de acuerdo con las tendencias internacionales, de un esfuerzo equivalente por parte de las empresas para ofrecer una experiencia óptima al cliente, empezando por el seguimiento internacional, a través de herramientas de colaboración entre departamentos de la misma organización o con terceros, hasta la comunicación en tiempo real de todos los datos de la cadena de suministro que recorre el paquete individual.

“La trazabilidad de los paquetes mejora la confianza en las compras del comercio electrónico.”

Sin embargo, estos desembarcos sólo son posibles si se aprovecha la gran cantidad de datos que se pueden extraer explotando el potencial de las soluciones digitales para la logística: en este caso, hablamos de soluciones impulsadas por datos.
Se trata de sistemas que recogen, normalizan y analizan automáticamente enormes cantidades de datos sobre el seguimiento de los envíos y, en general, sobre toda la cadena de suministro, con el fin de garantizar una visibilidad total de toda la cadena, mejorar la gestión de los procesos y reducir los costes.
Gracias a un enfoque basado en los datos, las empresas pueden ahora optimizar sus cadenas de suministro y responder más eficazmente y en tiempo real a las demandas de los consumidores, con mayor eficiencia que nunca.

 

IOT y AI para la optimización de la logística

Las soluciones innovadoras para el seguimiento internacional y, por tanto, la visibilidad de la cadena de suministro, contribuyen en gran medida al enorme cambio de paradigma que está experimentando el sector de la logística en los últimos años, una revolución que se denomina transición digital.

Sin embargo, esta revolución se basa en ciertos componentes esenciales, como el Internet of Things (IoT) o la Inteligencia Artificial (IA).
En el primer caso, estamos hablando de todos aquellos dispositivos de campo que permiten el seguimiento de los envíos, posiblemente en tiempo real, mediante la transmisión de una serie de datos e información esenciales -incluyendo la ubicación, la temperatura, la humedad, etc.- para el buen flujo del producto en la cadena de suministro.

En el segundo caso, declinando el amplísimo tema de la IA en el mundo de la logística, hablamos de aplicaciones que, gracias a diferentes modelos de Machine Learning, aportan mayor autonomía a procesos que en el pasado se realizaban de forma manual: de hecho, existen aplicaciones de software capaces de automatizar procesos de gestión y compartición de datos, gestionar fenómenos imprevisibles como la intensidad del tráfico en un momento dado, establecer el momento óptimo para una operación de descarga o la cantidad ideal de stock en el almacén.

Se puede dar un ejemplo concreto de digitalización en el comercio electrónico o e-commerce.

Una vez recibidos los pedidos de los clientes, se realiza una integración en tiempo real con el SGA (Sistema de Gestión de Almacenes), que muestra el inventario. Los pedidos se preparan y los paquetes se introducen en el almacén, siguiendo las actividades de picking regidas por el SGA.

Una solución digital óptima se encargaría de crear la etiqueta del paquete para cada pedido para el mensajero responsable de la entrega al cliente final. El mensajero dispondría entonces de una aplicación móvil que le permitiría crear y gestionar rutas de entrega/recogida, permitiéndole decidir la frecuencia con la que se repite una ruta, los lugares que se visitan y las actividades que se realizan en cada lugar. En el momento de la recogida y en los distintos centros de tránsito, hasta la entrega final, la integración con los sistemas de información de la mensajería permitiría el seguimiento del paquete como un servicio necesario para el usuario final o la atención al cliente.

El conocimiento de los procesos del almacén y la integración con los sistemas de terceros (de las distintas empresas de mensajería) permitirían entonces una visibilidad muy elevada, que es ahora un requisito estándar de quienes quieren hacer del comercio electrónico y de su cadena de suministro un modelo exitoso. Desde el principio hasta el final de la cadena de suministro.

Conclusión

La visibilidad completa de la cadena de suministro sólo es posible mediante la trazabilidad y la transparencia. Las empresas que adoptan modelos de e-commerce, que asignan a la logística y a las cadenas de suministro un papel primordial y que prestan servicios de seguimiento de envíos internacionales necesitan aplicar soluciones tecnológicas innovadoras y flexibles para obtener una ventaja competitiva y garantizar una experiencia óptima al cliente. Gracias a la creciente implantación de estas soluciones, el sector logístico puede avanzar hacia una transición digital que aportará valor añadido a todos los actores.

 

 

Notas

1. Vea aquí
2.Vea Datos de eCommerce: en 2021 las compras en línea tendrán un valor de 39.400 millones (+21% respecto a 2020), disponibles aquí
3. Vea aquí